Foto: ARMO Studio

¿Cómo elegir proveedores de confianza? 

 Para mi las conversaciones con los novios suelen ser ese universo de emociones desbordadas en donde con libertad se mezclan sueños, temores, realidades y sobre todo la ilusión de conservar por siempre un sentimiento. En medio de todo esto, la habilidad de unir cada uno de estos elementos se convierte en una responsabilidad enorme que amo asumir, aunque muchas veces me pregunte: ¿Dios en que me metí?

Lograr que la celebración de una boda sea perfecta, es un trabajo de tiempo y sobre todo la suma de muchos talentos que se unen durante unas horas para poner en escena todo su conocimiento y experiencia y es esa experiencia de cada proveedor y por supuesto,  sus habilidades, las que harán posible la magia; por eso cuando unos novios deciden celebrar su unión bajo cualquier tipo de ritual, emprendierán un reto, no un camino, en donde tendrán que, desde el sentimiento y desde lo económico, tomar decisiones inteligentes que se traducirán en elegir los proveedores de confianza.

Pero cómo saber que un proveedor es idóneo?  Lo primero que debemos reconocer es que hablar de bueno o malo es demasiado subjetivo y no aporta mucho al momento de tomar decisiones acertadas,  Para calificar el trabajo de un proveedor se necesita conocer a fondo sus cualidades,  que enfrentadas a las necesidades de un cliente, nos dirán si es el proveedor acertado. En resumen, lo que es bueno para unos,  puede no serlo para otros,  pues sus necesidades, intereses, etc, no son similares o no tienen nada en común, por todo lo anterior y sabiendo que,  una celebración tan importante como una boda, que se espera ocurra solo una vez en la vida, quiero compartir una lista de cosas que se deben considerar a la hora de buscar y contratar proveedores para el gran día:

Foto: Sposa Mía

Foto: Casa Solórzano

Foto: La Esposa

1.Define tu presupuesto y el alcance de éste con conocimiento del mercado, solo así podrás saber que tipo de proveedor puedes contratar.

2.

Identifica tus gustos y prioridades, éste será un primer filtro muy efectivo que te ayudará a saber quienes entran dentro de tu abanico de posibilidades.

Fotos: Agustín Bedoya

Foto: ARMO Studio

3. Si decides trabajar sin planeadora, sondea el mercado, cotiza con varios para que conozcas los precios reales y no los que quisieras de acuerdo con tu capacidad económica y expectativa. Una vez tomes la decisión, respeta y valora el trabajo de ese proveedor, tal y como te gusta que tu trabajo sea valorado. Evita pedir descuento, un buen proveedor tiene claro el valor de su trabajo y no cobra dependiendo de la capacidad del cliente.

4.Exige una cotización por escrito de cada proveedor y en lo posible un contrato, lee bien, aún la letra menuda, fírmalo y asegúrate de que quede firmado por el proveedor, este documento será tu única garantía.

5.Si trabajas con planeador, exígele que te presente a los proveedores, saca tiempo para conocerlos y dejar que te conozcan, se trata de una relación entre seres humanos, el contacto facilitará el proceso.

6.Pide recibo de pago cada vez que hagas un deposito o abono. Si tienes planeador, envíale cada recibo para que lo guarde en tu carpeta digital, si no tienes planeadora, arma una carpeta y guarda en ella todo lo que tiene que ver con la boda, incluyendo todos los recibos de pago.

Fotos: ARMO Studio 

Foto: Traslúcido

Foto: ARMO Studio

Foto: Agustín Bedoya

7.Paga directamente a cada proveedor mientras puedas, si decides pagarle todo a una sola persona o empresa, pide cotizaciones por separado de cada servicio y léelas, estúdialas, asegúrate que lo que te prometen se va a cumplir. Lo que no esta escrito se lo lleva el viento.

8.

Por último y no por eso menos importante, investiga sobre el proveedor, su trayectoria, su experiencia, hoy en día existen muchísimas maneras de obtener información real sobre una persona o empresa, alguien que lo refiera y que pueda compartirte su experiencia, puede hacer la diferencia.