No pictures please ✔

Qué pensarías si como invitado a una boda al llegar te recibe un aviso con una frase como ésta?  

Muchos novios quisieran usarla y todos los fotógrafos estarían felices de tenerla, pero pocos en realidad se atreven por temor a hacer sentir mal a «su gente», otros porque no 

han dimensionado lo molesto que es y aun peor lo difícil que es para un fotógrafo hacer su trabajo en medio de tantas personas que lo obstaculizan.

Foto: Cristobal Velásquez

Disfruta de esos momentos especiales 

Si tuviéramos que hacer el ejercicio de contar cuántas son las fotos tomada con un celular que en realidad disfrutamos, podríamos asegurar que no son muchas y que en realidad éstas se quedan guardadas en nuestros equipos para ser borradas meses después cuando estamos haciendo una “limpieza” o necesitamos espacio en la memoria.  Por si no lo hemos identificado, desde que los celulares tienen cámara estamos viviendo una especie de adicción que nos 

obliga a verlo todo a través de un lente, privándonos de la emoción de sentir y ver con nuestros propios ojos; una breve mirada a lo que pasa durante las bodas nos dejará ver una escena fría de cientos de equipos tapando nuestra caras con la errónea intención de atesorar un momento, uno que debería quedar registrado solo por profesionales contratados para eso y que sólo esperan contar con el tiempo y espacio físico para hacer bien su trabajo.  

La próxima vez que asistas a una boda guarda tu celular y deja las fotos  para esos momentos en los que quieras compartir con tus amigos, verás que la desconexión va a ayudarte para que te conectes contigo mismo y con los novios y seguramente ellos van a estar felices de ver tu cara más que a tu celular..