Foto: Juan Cartagena

Checklist ✔

Es conveniente que la tengas diseñada y planificada antes de enviar formalmente las invitaciones.

Nada más emocionante que llegar a nuestra casa después de un día de trabajo y encontrar un regalo, esa experiencia de dejarnos consentir y sorprender sigue vigente y se hace fuerte en el mundo de las bodas, en donde aún hoy a pesar de la tecnología y con ella el aumento de las compras online y las muchísimas estrategias creadas por las diferentes tiendas y almacenes para entregar a las parejas producto o dinero en efectivo, los regalos entregados en casa siguen teniendo su encanto.

Una mirada al inicio de esta costumbre nos lleva a recordar que los primeros regalos nupciales se los hacia el novio al suegro para conseguir sus favores y fue en la edad media cuando comenzó la costumbre de que los invitados hicieran regalos a los contrayentes con el objetivo de ayudarles a amoblar la casa y conseguir los elementos necesarios para su nueva vida, pero muy pronto sucedió que los regalos podían repetirse y fue así como se conoció la primera lista de novios, hecha por Bárbara Hutton una multimillonaria estadounidense que recibió 11 productos iguales en uno de los 7 enlaces de los que fue protagonista.

¿Cómo saber si hacer una lista de novios?

Crear una lista de novios además de ayudar a evitar que los regalos se repitan, ayudará a los invitados en la tarea de escogerlos, pues les evitará que se desgasten pensando qué regalar, esta pregunta además debe estar solucionada cuando llegue el momento de hacer las tarjetas de invitación,  ya que en éstas se debe poner el nombre

de los almacenes escogidos o lluvia de sobres, si se trata de una pareja que no va a vivir en la misma ciudad o país en donde se hará la celebración pues se entiende que no querrá desplazarse con un montón de regalos.

Para tomar la decisión acertada de los almacenes basta con revisar la etapa en la que se encuentra la relación, si van a empezar una vida juntos van a necesitar amoblar el hogar para lo que sería ideal una lista clásica con:  lencería, vajilla, cubiertos y electrodomésticos en general, si por el contrario ya tienen una vida en común o alguno de los dos vive solo y van a conservar varias de sus pertenencias el listado podría concentrarse en antojos, aquellas cosas que podríamos pedir para  renovar las que ya tenemos y piden un  cambio o tal vez aquellas que no hemos comprado porque siempre encontramos algo más en qué invertir nuestro dinero.

Sobre el tiempo prudente para hacerla, se debe tener en cuenta el tiempo de entrega de las tarjetas y calcular un mes antes de manera que no pase mucho tiempo entre la elaboración de la lista y la publicación de la misma, pues correríamos el riesgo de no encontrar muchas cosas en ella; sobre qué artículos escoger para la lista nuestra sugerencia es tener artículos de diferentes valores o precio, desde algo de cocina barato y funcional hasta algo que al ser más costoso permita que varias personas se unan para dar el regalo.

Foto vía Pinterest

Foto vía Pinterest

Foto vía Pinterest

Foto vía Pinterest